5.15h


Una oscuridad premasticada y el frontal para sortear los baches del camino.

Vibran los cencerros en el epicentro.

Lejos, en un mundo a nivel del Mediterráneo, las luces de ciudades encendidas.

Acá, bien cerca, me embriago del aroma a prado seco a la espera de guarda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s