Archivo de la categoría: La cara de la moneda

La carne viva

La sangre que las publicidades de compresas y tampones tiñen de azul para no herir sensibilidades es la misma que inunda de vida cada rincón de mi cuerpo propicio a la oxigenación. Toda roja, toda viva. Late en el embrionario estado inicial de nuestra configuración y se apaga cual hoguera ante las inclemencias de los años.Imagen
Desde una América del norte alejada de estallidos y militancia patriótica, llega a las costas mediterráneas, sin escala y recibida con un cóctel de emociones no extrapolables, una nueva promesa de vida. Toda roja, toda viva. Presiona las paredes que la contienen anhelando el regreso a un caudal de movimiento, al río incesante que digita el vaivén de nuestros días.Hace una semana un rosal vuelve a soñar, desear, proyectar, anhelar.

 

Hoy hice mi primera donación de sangre, una manera inicial de sostener y homenajear la red de donantes..
Libre de temores y falsa mitología, con determinación y esperanza.
Comprendí que:
– a pesar de los esfuerzos comunicativos, seguimos desinformados. El folleto entregado no explica, por ejemplo, que el procedimiento de extracción dura entre 5 y 10 minutos.
– la constante y cansina búsqueda de un modelo de mujer consumida por la angustia de la delgadez y la versión atrofiada del hombre embutido que halaga su ego con inyecciones de hormonas JODEN a toda una población que ve mermados sus donantes. Potenciar una juventud que confía en su cuerpo y en el valor de cada uno de sus actos es la manera más sensata, económica y justa de plantar las bases para una sociedad con posibilidad de solidaridad.
– las mujeres podemos donar 3 veces al año, los hombres 4. La norma genérica elude la amenorrea de la lactancia y el cese permanente de la menstruación durante la menopausia… lejos están mis conocimientos de la medicina, pero ante la necesidad de donantes, no sería interesante revisar los casos?
– si existe una primera vez, las habrá miles. Animar a familiares y amigos es DEBER de cada donante. La difusión de administraciones y asociaciones nada valen sin el consenso efectivo del boca a boca. 

Deseo que mi gesto sea viral y propague la buena nueva.

Celebro hoy mi aprendizaje, celebro hoy una nueva fe.

Anuncios

Devota del herbolario

El recibidor del consultorio de su marido luce una placa de bronce que informa: ‘J.T. Medicina general’.
En la puerta de la dietética que ella resguarda debería anunciars:

‘L.G. Escucha personalizada’

Imagen
Podría ser una vendedora rasa, mercader de bienes de caducidad limitada; pero es banco de confianza, depósito de historias de amor, comerciante de una manera más sencilla de sentir.
Es menuda, habla con parsimonia y confía en el poder de las piedras. Los vaivenes abruptos de la vida la obligan a reflexionar a diario sobre la sabiduría del cuerpo y sabe, sin titubeos, que no existe mejor alimento para el alma que un pensamiento amoroso en su honor. Viste camisa almidonada, lleva el pelo lacio cortado al bies y la engalana siempre algún talismán.Las señoras de falda tubular y permanente estática refieren a ella como la dona del practicant. En un registro más enaltecedor de su individualidad yo la llamo Lourdes.

Ofrece mirada, consuelo y el perfume del sándalo. Cada rincón del negocio invita a la exploración y sin intención se convierte en punto de enlace de ánimas con inquietudes comunes.

Siempre cara, nunca careta, descubrió que el lugar que ocupa conlleva firmeza y responsabilidad, a la vez que delicadeza y empatía.
Invito a quienes suben a Sant Hilari a abastecerse de agua, a quienes vienen a perderse buscando setas o respirar el aire de monte, a visitarla, reconocerla, quererla.
Convite experimental inicial:
  • Bebida de avellanas: cocida con maicena y melaza o miel se convierte en un sencillo, ligero y delicioso postre para ofrecer a los niños como substituto de la oferta industrializada.
  • Henna: mezclando dos cucharadas de henna natural en polvo mezcladas con un huevo (puesto en nido alejado de la producción masiva) se obtiene una máscara nutritiva para el cabello. Aplicar durante 10 – 15 minutos y enjuagar.
  • Mijo: es tanto más que alimento para aves! Cocido y mezclado con puré de boniato resulta una croqueta ideal para el otoño.
  • Crema de caléndula: aliada para la piel sensible de los bebés, efectiva también para la piel irritada de los adultos.

Imagen

Nuestro jardín de rosas

N.d.A.: Advertencia! Contiene imágenes de sosiego contagioso.

Cayó una bombucha inocua de humo alimonado y brillantina; dos lunas nuevas bastaron para que huyéramos a rincones de humanidad inesperada. Divorciados de la premonición y la permanencia, tendimos la mano a ese espíritu sediento de novedades que acompaña la infancia para aterrizar en un terreno emocionalmente desconocido.

 
Profesión: emigrante.

Estado civil: inmigrante.

Imagen
A Jimmy una barca de piratas griegos lo condujo de desde las costas adriáticas de Italia a las orillas quietas de Jindabyne.

Los migrantes no nos zambullimos en el espacio sensorial como tales hasta llegado el crucial (e inevitable) encuentro con la añoranza. Vivimos la experiencia en matices que oscilan del azul al naranja: en la lejanía de la Tierra Madre, las emociones fluctuan vigorosas de un vivir en tecnicolor a un padecimiento purgante.

Imagen
En Ambrona, Ilo se construye una realidad alienada del toreo de la urbe.

Muchos de mis amigos y yo somos emigrantes por elección, porque decidimos una tarde de febrero voluntaria y racionalmente aparcar la historia que hasta el momento habíamos hilado para integrarnos en un tejido nuevo. Sólo quien elije su partida se sabe portador de aquella pulsión intransferible, de la llamada inquieta que únicamente el movimiento puede acallar. Por esto, sedentarios lectores, ¡sabed que no somos firmes domadores de nuestra voluntad! Y aquí, en este destierro feliz, lloramos con previo aviso la distancia de la celebración familiar de la misma manera que, jubilosos, nos dejamos querer a borbotones por la familia de estreno que nos acoge.

 

Imagen
Ka, Or y Pikachu, una familia muy normal en Netanya.
Imagen
Berlín se engalana con los mundos de Vicky.
Imagen
En panamá, al son de timbales, se reencuentran Tute y la música.

 

Trazamos invisibles pero firmes lazos de relación interespacial y nos enarbolamos como difusores subjetivos de una cultura vivencial. Pretendemos, con claridad y viva voz, fomentar el respeto hacia esta Tierra cuyos senderos a TODOS nos son cedidos sin concesiones.

Nuestro libre albedrío se sostiene en la creencia irrefutable de una sociedad en igualdad de derechos, deberes y valoración.

Imagen
La ciudad de Seattle bajo la mirada encantadora de Mery.
Imagen
Se enamoran Austria y Tere.
Imagen
El caribe de Saint Marteen le recuerda a Gus por qué ama cocinar.

Y detrás de este baúl de responsabilidades autoadjudicadas descansa, sin más, el espíritu de la curiosidad y el asombro.

Imagen
Descubro, con mi propia fuerza motora y dos caballeros de guía, la Cataluña más íntima.

Con mucho arte y toda la parte

“Sufrir creando. Extasiarme y perderme en el misterio de la luz, del color, de la vida. Fundir mi alma con la de la naturaleza… Buscar siempre más, siempre más allá… Más luz, más azul… más sol… Abstraerme en la naturaleza, ser su sumiso discípulo…”
Salvador Dalí

Me complace la extinción de los mecenas romanos: su ausencia fuerza a la unión y reunión de artistas, procuprando espacios pluridisciplinarios donde admirar y loar de manera colectiva el impulso creador sintiéndose parte activa de éste.

Concibe el artista en solitario su llamado de expresión y anhela, en ocasiones temoroso, en ocasiones temerario, conocer la manera en que el espectador traduce y rememora su obra.

En la quietud selvática del final de la primavera un grupo de artistas autoconvocados insiste en la exposición de su emocionar y abre las puertas del TORNEMI D’ESTIU. Tras las bambalinas no hay rastro de improvisación: Excèntrica es la asociación sin ánimo de lucro que aglutina sin homogeneizar a juglares, poetas, pintores, soñadores y difusores del que denominan “art guiller” (porque qué estados traduce la piel si no se remueve en la tierra que la circunda?).

La locación del evento es idícila para los nostálgicos amantes de la pasada (aunque aún no derruida) gloria retro del pueblo: el Hostal Fugarolas luce libre de telas de araña el mobiliario del ayer, los marcos de madera clara y la acogedora cocina de fogones dormidos.

Espacio de bienvenida
Ascensor en desuso
Fachada del Hostal Fugarolas

La entrada es gratuita y sus organizadores no hacen más que incitar orgullosos a la exploración. El hilo temático es la sombra que con toda su densidad plasma luces, colores y el ánimo exultante de quienes descubren la eclosión artística.

Mercado de arte
Mercado de arte

El manifiesto del encuentro habla inequívoco del arte y de la vitalidad positiva que trasciende el lienzo, convidando a la reflexión participativa:

“No és responsabilitat  de tot creador, de tot ésser humà, acceptar el poder que atorga aquesta claredat per fer-ne un món teixit d’experiències enriquidores?”

Núria Suskeda

Espacios que habían sido hasta hace poco reservados al abandono sienten revivir su estructura, su necesidad de ser, dando cobijo a propuestas enérgicas: intercambio de recuerdos culinarios, rapsodas postmodernos, subhasta de arte y jam session entre otras tantas repartidas a lo largo de todo el fin de semana.

El espacio para las representaciones
Habitación 118

Observo cómo se sazona la cultura local… Cato expectante y procuro dinfundir la buena nueva: cultura crítica, jamás en crisis!

Cuando la muerte toma la palabra

“El principito arrancó también, con un poco de melancolía, los últimos brotes de baobabs. Creía que no iba a volver jamás. Pero todos esos trabajos cotidianos le parecieron extremadamente agradables esa mañana. Y cuando regó por última vez la flor, y se dispuso a ponerla al abrigo del globo, descubrió que tenía deseos de llorar.”

Antoine de Saint – Exupéry

Imagen

– Alimenten a los animales y denle cada mañana una galleta al perro – dijo.

No era practicante pero su mujer cada atardecer recitaba un rosario en el silencio de la cocina. A caballo de una fe prestada hizo la señal de la cruz e inspiró por última vez.

Agotado de fuerzas reposa el agricultor incansable mientras la Tierra que lo arropa alimenta la vida que dejó atrás: las patateras se alzan esplendorosas, los plantines de tomateras tienen ansia de florecimiento, las fresas y las cerezas se sonrojan, el peral luce abundante progenie… el espacio se nutre de su sabiduría.

No creo en el raciocinio de las emociones.
Al menos no para las mias.

Sin saber lo que hacía, siguiendo su método puramente intuitivo, mi madre me nutrió de una educación emocional expandida. No sabía ella que, además, había venido a este Tiempo cargada de sensibilidad y sentimentalismo. Agradezco su empatía y la manera en que siempre validó mi ondulante emocionar.

Escribo hoy, con la misma intensidad con la plasmé el nacimiento de mi hijo, la muerte del abuelo que la vida me dio en adopción.

Pienso en la discución acerca de si quienes quedamos erguidos lloramos el dolor de su partida o el egoísmo de nuestra vida sin su compañía… Se modifica acaso alguna sinapsis a sabiendas de estos matices? Se lamenta con intensidad más moderada el alma que anhela el timbre de su voz?

No creo que en raciocinio de las emociones.

Lloro mi pena, cualquiera sea su forma. Lloro su vacío, su andar silenciado.

Me vacío de dolor para sentir en calma la quietud de la Tierra. Respiro el gozo dorado del atardecer.

Un hálito de monte fértil lo trae a mi lado… Hablan mis manos y sin titubeos me impulsan a la acción. Me aferro a la azada y transpiro la vida que su materia dejó atrás.

Imagen

Cuenta que contarás…

Cierto es que las mañanas de domingo en compañía de un hijo se viven en una intensa dimensión paralela. El amanecer se hace pronto para quienes viven en soltería egocéntrica mientras el mundo se le hace pequeño al padre novato.

Pero hay días en que mentes despiertas ofrecen rincones lúdicos compartidos, plagados de colores y sensaciones primaverales.

Así fue como de la mano de Quel llegué a la IV Fira del Conte de Medinyà.

En mi hijo deposité, reconozco, una gran expectativa: que le guste leer. O, mejor dicho, que disfrute viajando en los infinitos mares literarios. Desde blancos barcos de vapor hasta dobles rusos y mágicas montañas alemanas.

Con sus 29 meses los libros se convirtieron en el apertivo de la siesta y la noche. El paseo por la feria estaba garantizado.

La feria se expandía a lo largo de todo el núcleo del pueblo de Medinyà. Casi 150 metros de calle fueron destinados a juegos de madera: pesca para los más pequeños, el clásico “sapo” pampeano y juegos de motricidad más desarrollada. El ambiente era relajado a pesar de los cientos de padres, abuelos, perros y fantasías que escoltaban a los protagonistas.

Imagen

Tres fueron los tipis que visitamos: en el suelo del primero bailaban libros, alzando palabras de auxilio, sedientos de ser explorados. El segundo estaba destinado a la lectura de cuentos y el tercero a relatos en inglés.

El calor no amainó el ímpetu explorador de los feriantes y gracias a la voz cantante de una organizadora fuimos todos arreados hacia el rincón donde se presentaron una dupla de narradores y sus títeres.
El espacio fue una fiesta.

Imagen

Las calles estaban colonizadas por jóvenes ilustradores y su más encantadora producción (adquirí una joyita con aroma de cocina marroquí de Morad Abselam y una serigrafía casi autobiográfica de Susana Gurrea), editoriales cargadas de relatos maravillosos y entidades sin ánimo de lucro. Invitaban a la navegación artística los itinerantes talleres de fieltro, encuadernación y títeres, entre otros.

A nuestro cofre de tesoros de papel no comestible llegaron dos planetas: Sven Nordqvist con su delirante Pettson (El pastel de crepes) y el delicioso imaginario de Judy Barret y Ron Barret (Nublado con probabilidades de albóndigas).

Recomiendo agendar la visita para el 2014! Quién sabe… quizás, una lluvia de flores y el repique de los tambores subterráneos sacudan el ánima dormida del adulto anquilosado.

Imagen